Orden de San Enrique

La condecoración de San Enrique

La condecoración de San Enrique es únicamente concedida por el jefe de la familia Real de Sajonia (Wettin) anualmente a individuos seleccionados por sus méritos por la cultura, la ciencia, la tradición histórica, labor en pro de la sociedad y la economía.

Al final del reino de Sajonia en 1918 y con la entrada en vigor de la Constitución de Weimar en 1919, termina la historia de la Orden Militar de San Enrique, que fuera fundada el 7 de Octubre de 1736. En ese período de 1736 a 1914 se otorgó únicamente 736 veces. El 31 de Diciembre de 1963 con motivo del 70. cumpleaños del Margrave Friedrich Christian (Abuelo del actual jefe de la casa Alexander) esta tradición fue revivida por él como condecoración por la paz con la denominación en Alemán de “aguja de San Enrique con corona”

(St. Heinrichsnadel mit Krone).

Patrono de la Orden es – siguiendo la larga tradición de las dinastías alemanas – Enrique IV. (995-1004 y 1009-1017 duque de Baviera ), como Rey del Imperio Medio franco de 1002-1024 es conocido como Enrique II. y de 1014-1024 fue emperador del Sacro Imperio Romano con el mismo nombre. El emperador y su esposa Kunigunde fueron santificados por la Santa Sede en Roma. El magnífico sarcófago de ambos labrado por Tilman Riemenschneider se encuentra en la catedral de Bamberg en Franconia, Alemania.

Enlace a la aguja de San Enrique

La Orden de San Enrique

La Medalla de San Enrique representa desde sus inicios una importante tradición en la historia de nuestra familia. Desde su fundación por el Príncipe Elector Federico Augusto II de Sajonia y Rey Augusto III. de Polonia y Lituania el 7 Octubre 1736, como orden al mérito militar representa la condecoración más antigua del Sacro Imperio Romano. Sus reglas han sufrido modificaciones en varias ocasiones.

El contenido intelectual de la Orden fue revivido y transformado desde el mérito militar al énfasis en el cumplimiento de los ideales por la paz y las obligaciones cristianas.

Bamberg es el sede de la Orden – relacionada con la magnífica tumba del gran emperador y santo Enrique II. en la catedral de Bamberg. Con la ciudad de Dresde la Orden cuenta con una sede alterna extendiendo un puente entre Baviera y Sajonia.

Enlace Link a la Orden de San Enrique